5 Cosas que haces a diario que dañan la batería de tu móvil.

Si no desea que la batería de su teléfono inteligente se dañe, debe romper con estos hábitos comunes.

Si bien el procesador, la cámara o el diseño son algunas de las partes más importantes de un smartphone, hay un elemento más que podríamos considerar mucho más importante que los anteriores: la batería.

Dado que un teléfono móvil no funciona sin batería y cuando compramos un móvil nuevo no solo debemos elegir modelos con gran autonomía, debemos evitar todos estos hábitos de uso que pueden dañarlo.

Porque la batería es un elemento muy delicado y un uso inadecuado de nuestro smartphone puede reducir notablemente su duración. Por lo tanto, le recomendamos encarecidamente que evite todos estos (desafortunadamente) hábitos comunes para no dañar la salud de su batería.

Hábitos a evitar para no dañar la batería de un smartphone

  • Cargue la batería con frecuencia
  • Utilice cargadores de mala calidad
  • Cargue el teléfono inteligente en situaciones de alta temperatura
  • No use el teléfono inteligente durante mucho tiempo
  • Manejar la batería

Sobre Cargue la batería con frecuencia

Uno de los hábitos más habituales de los usuarios de smartphones es cargar nuestro dispositivo todas las noches. Obviamente, esto es lo más conveniente porque mientras dormimos es prácticamente la única vez que no usamos el teléfono, aunque tenemos que admitir honestamente que no es un acto muy saludable para las baterías.

A pesar de que la mayoría de los teléfonos inteligentes modernos dejan de suministrar energía a la batería cuando está llena, su teléfono inteligente puede tener algunos años, por lo que cargar la batería por la noche es perjudicial. ¿Nuestra recomendación? Cargue su teléfono inteligente solo cuando sea necesario y no lo deje parado durante horas.

Utilice cargadores no originales o deficientes

Una de las principales razones por las que la batería de un teléfono inteligente puede dañarse es el uso de cargadores no originales o de calidad inferior. Aunque hay algunas marcas de muy alta calidad que ofrecen cargadores casi idénticos a los originales, se recomienda que nunca utilice productos muy baratos o de mala calidad.

A veces, para ahorrar algo de dinero, usamos el cargador de un comprador en un bazar y puede ser terrible. No solo no proporcionan el voltaje y la corriente requeridos por nuestro teléfono inteligente, sino que su uso puede dañar no solo la batería sino también otras partes del teléfono inteligente.

Cargue su teléfono inteligente en entornos de alta temperatura
Se sabe que las baterías funcionan mucho mejor cuando no hace calor. Por tanto, 24 o 25 grados es la temperatura ideal para un smartphone. Sin embargo, esta temperatura no siempre es fácil de alcanzar, especialmente en verano. Por ello, siempre debemos evitar cargar nuestro smartphone en habitaciones o situaciones en las que haga mucho calor.

Obviamente nunca cargue el teléfono inteligente cuando esté expuesto a la luz solar directa y si pensamos que nuestra habitación está muy caliente, es mejor cargar nuestro dispositivo en otro lugar para no dañar la batería.

No use un dispositivo durante mucho tiempo

Seguro que te ha pasado más de una vez cuando sacas del armario un smartphone que llevas tiempo sin usar y no enciende ni carga. Esto es bastante común y puede hacer que una batería que no se ha utilizado durante un período prolongado pierda su potencial o se hinche directamente.

Para evitarlo, es preferible cargar regularmente nuestros dispositivos entre el 50 y el 60% de su capacidad. De esta forma nos aseguramos de que la batería del dispositivo no se dañe, alargando su vida.

Otros hábitos comunes
Por supuesto, los hábitos descritos anteriormente no son los únicos que conducen a la pérdida de la salud de la batería. Hay otros actos que a veces se cometen de forma inconsciente que debemos evitar absolutamente.

Uno de ellos es la manipulación de la batería. Si bien los teléfonos inteligentes no tienen baterías extraíbles en estos días, la verdad es que todavía hay algunos modelos por ahí. A menos que sea absolutamente necesario, es mejor no tocar los tambores.

Por supuesto también debemos evitar el calor extremo. Eso sí, antes de decir que cargar un dispositivo a altas temperaturas no es bueno para la salud de un teléfono móvil, no se recomienda exponerlo a la luz solar directa. Si no vamos a utilizar el dispositivo durante unas horas, conviene guardarlo en un lugar fresco y seco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir